restaurar muebles con chalk paint

Pintar con chalk paint

Lo sabemos, es la pintura de moda, y mires donde mires todos los blogs, webs, restauradores y revistas de medio mundo habla de la pintura chalk paint como si fuese una especie de milagro, pero… ¿es realmente así? ¿nos hemos vuelto todos locos o realmente merece la pena utilizarla? Aquí os dejamos las claves para que sepáis si realmente es vuestra pintura y cómo utilizarla.

pintar con chalk paint

Qué es la pintura chalk paint

La pintura chalk paint es una pintura al agua con efecto tiza y que tiene un acabado ultra-mate; es muy fácil de usar y no requiere preparación de la superficie ni imprimación, es decir, no hay que lijar ni decapar previamente la superficie que quieras pintar. Cubre mucho, tiene una alta pigmentación y gran adherencia a múltiples superficies.

Y es por esto por lo que todo el mundo la adora… porque no hay que lijar antes de pintar tu mueble y porque puedes utilizarla en prácticamente todas las superficies que te puedas imaginar: armarios, puertas, alacenas, sillas (incluso de metal), telas, paredes, cocinas, baños y un largo etcétera que hace de esta pintura una de las más versátiles del mercado.

pintar con chalk paint
visto en Pinterest

Pero… ¿entonces no tiene nada negativo? ¿es tan genial como parece? Te damos nuestras razones por las que amamos (y odiamos un poco) la pintura chalk paint

Razones por las que amamos la pintura chalk paint

  • No hay que lijar ni decapar ni pulir la superficie que vayas a pintar (Hurra!!!) lo que te ahorrará mucho tiempo, dinero y fuerzas. Dile adiós a las lijas, los nanas, los decapantes y a esperar a que se seque… puedes pintar directamente sobre el barniz o las ceras de un mueble antiguo que la pintura se pegará estupendamente. Sólo tienes que limpiar esta superficie con un paño húmedo para quitar el polvo, y listo.
  • El efecto mate que resulta es precioso, y con una lija muy fina se pueden dar toques aquí y allá para aumentar el aspecto rústico de tu mueble.
  • Se seca muy rápido (unos 30 minutos), de hecho es de las pinturas que menos tardan en secar, lo que hace que dar más de una capa sea un proceso bastante rápido. Además apenas huele, lo que es de agradecer.
  • Al ser una pintura al agua, los pinceles y rodillos se limpian simplemente con agua (adiós aguarrás y su insoportable olor).

Razones por las que odiamos un poco la pintura chalk paint

  • Es más cara que una pintura normal, y eso nunca nos gusta. De hecho, en muchos establecimientos la verás al doble del precio de cualquier otra pintura… estar de moda tiene estas consecuencias.
  • Hay que echar normalmente 2 capas o más (depende del efecto que quieras darle), lo que significa más dinero, sobretodo en materiales poco porosos. Por eso, cuando el mueble que estés restaurando tenga una capa muy gruesa de barniz o cera, es recomendable pasarle una lija fina, no para eliminar el barniz, sino para que sea más porosa y tengas que utilizar menos pintura. Ten en cuenta también que si la aplicas con rodillo estarás utilizando menos pintura que si la aplicas con una brocha, así que necesitarás más capas o pasadas.

Cómo se pinta con pintura chalk paint

Pues es facilísimo. Primero limpia bien la superficie o mueble que vayas a limpiar con un paño humedecido y un poco de agua o amoníaco. Si tiene una capa muy gruesa de barniz o cera, es recomendable pasarle un papel de lija muy fino para abrir los poros y ahorrarnos un dinerillo en pintura (en este caso, volver a limpiar después de lijar levemente).

utilizar pintura chalk paint

Es este mueble, como podéis ver, la capa de ceras de puertas y demás no era muy gruesa, pero si lo era en el listón de separación, así que aunque tenía bastantes arañazos y desperfectos, sólo lijamos el listón y el resto simplemente lo limpiamos.

Después no hay que hacer más que pintar. Nosotros compramos la pintura chalk paint en Delipapel, pero puedes encontrarla en casi todas las tiendas especializadas en pinturas, incluido Leroy Merlin. Para nuestro armario, echamos 2 capas de pintura chalk paint blanca porque queríamos que el efecto no fuese perfecto y quedasen zonas más oscuras en algunos tramos. Esperamos 30 minutos entre capa y capa. Si quieres acentuar este efecto envejecido, cuando la pintura esté seca lija suavemente las zonas que quieres destacar.

Por último es recomendable proteger la pintura con una cera incolora que modificará un poco el color pero que hará que tu pintura dure mucho más. Y ya está. Éste es el antes y después de nuestro armario!

No hace falta que seas un manitas, ni un experto restaurador, ni que te tires horas y horas pintando y esperando entre capa y capa, ni que pongas la casa hecha un cristo (nosotros de hecho utilizamos el salón…) Es muy sencillo, el efecto es muy chulo y realmente merece la pena utilizarla.

Esperamos que os haya gustado!

Gracias por compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *