salvamanteles lino teñidos

Cómo hacer salvamanteles de lino

Lo reconocemos, esta idea nos ha encantado: cómo hacer unos preciosos salvamanteles de lino de una manera sencilla, barata (y que además luzca!). Con los colores que queráis, del tamaño que queráis, en fin, como os gusten.

La idea es buenísima y la hemos encontrado aquí

¿Qué necesitamos?

materiales salvamanteles lino
Materiales para nuestros salvamanteles
  • Un trozo de lino que os sirva para hacer un mínimo de 2 salvamanteles. Medir los platos que queráis utilizar y esa será la mejor medida que podéis tener.
  • Tinte de tejidos (en el ejemplo veréis rosa chicle y gris pizarra)
  • Carbonato de sodio y sal (aunque es mejor que miréis los tintes y sigáis las indicaciones del fabricante)
  • Cubeta de plástico
  • 2 vasos de plástico
  • 2 sticks de madera
  • 1 cuchara de plástico para mezclar

Paso 1: Rasgar lino

rasgar lino
Rasgar lino

Lo importante de este paso es medir exactamente el tamaño de los salvamanteles que queremos hacer, y rasgar cuidadosamente la tela para que el efecto sea el que deseamos. Recomendamos utilizar una pieza prelavada, siempre, ya que así el tamaño de la tela no se verá modificado con los lavados.

Paso 2: Mezclar ingredientes para teñir

preparación tinte
Preparación tinte

Seguir las instrucciones del fabricante para utilizar el tinte. La creadora de esa idea nos recomienda echar dos cucharadas pequeñas de tinte y una pequeña cantidad de agua en el vaso de plástico, y mezclar con el stick de madera hasta que los polvos del tinte queden completamente disueltos y no haya grumos, y combinar esta mezcla con 8 vasos de agua, medio vaso de sal y otras dos cucharadas de carbonato de sodio y remover con una cuchara de plástico hasta que toda la mezcla quede completamente disuelta.

Repetir la acción con los dos colores.

tinte preparado para teñir
Tinte preparado

Paso 3:  Teñir

teñir
Mojar la tela en el tinte

El siguiente paso es, simplemente, sumergir el tejido en el líquido hasta 3 veces, dejando que el líquido penetre en la tela durante un minuto aproximadamente. Antes de sumergir la otra parte para teñir del otro color, es necesario esperar a que el tejido se seque, en cuyo caso el color se expandirá un poco creando el degradado que veis en la foto.

Una vez que se han secado, aclarar los extremos con agua fría y después lavar la tela con agua caliente y detergente. Colgar verticalmente hasta que se seque completamente. Y listo!

Salvamantel teñido
Salvamantel terminado

 

A nosotras nos ha parecido sencillamente perfectos… y por eso, y porque el blog de esta chica es increíble, os animamos a que le echéis un vistazo.

 

Gracias por compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *