Planes

Cenas, copas, cafeterías con encanto, brunch, paseos, curiosidades o simplemente unas cañas… descubre los mejores planes donde perderse (y encontrarse)

Pipa&Co

¡Mono monísimo!

¡Pero qué bonito es Pipa&CO! Gracias a Dios han huído de lo de
siempre y han creado un ambiente perfecto para una cena con estilo. ¿Cena de chicas? ¿Una primera cita? ¿Quieres impresionar? Ésta es una muy buena opción.

Una terraza muy bonita, decoración industrial en techos, paredes y mesas, toques de flores secas y colores agradables... un estilo acogedor que te hace asentir con la cabeza nadas más entrar.

Pipa&Co
Pipa&Co

En cuanto a la comida, a nosotros nos enganchó su tartar de atún (espectacular) y las pizzas (buenísimas), que acompañamos con un vinito muy muy bueno. La buena conversación viene sola, os lo aseguramos!

Además, está de moda, y te podrás encontrar a lo más granado de la jet por entre las mesas (o a gente Lereling, que cada vez somos más)

Precio: unos 25-30 euros/persona

C/Paseo de la Habana 105, Madrid – www.pipaandco.es

 

Calle 30

Grill and hapyness

En dos palabras, este sitio es im-presionante!! Desde la decoración,
pasando por la comida y terminando por el trato de los camareros, no sabemos qué destacar primero!!

calle30_4

Calle 30 es uno de esos sitios que consigue sorprenderte, lo que no es nada fácil hoy en día. Entras en el restaurante y parece que entras en una plaza, ya que la idea es trasladarte a una calle tal y como era antes. Y el suelo hecho con adoquines y las paredes (con una perspectiva alucinante) lo consiguen sin problemas y te dejan con la boca abierta.

calle30_2 call30_3

Las mesas y sillones de palets reciclados, el mimo con el que están preparadas las mesas, la amabilidad y buen rollo de los camareros
(majetes de verdad) y hasta los mantelitos y la carta (¡te la dan
metida en un sobre!) hacen el resto. Y es que, básicamente y sin
rodeos, nos enamoramos de este sitio a los diez minutos de pisarlo.

Y si hablamos de la comida, también estamos de enhorabuena, porque gracias a dios es un sitio precioso donde no te mueres de hambre!

Espectaculares sus carnes (hechas a la brasa) y cualquiera de sus
entrantes (nosotros nos quedamos con el tartar de atún y el micuit)

Im-presionante, de verdad. Volveremos una y otra vez, seguro!

Precio: por 30 euros cada uno cenamos increíblemente bien 2 personas, copazo incluido.

C/ Pez, 30, madrid

https://www.facebook.com/pages/Calle-30-Urban-Grill-Drinks/501203656586547?fref=ts

Saporem

El sitio de moda estas últimas semanas

Sitio agradable y bonito donde tomar algo o cenar ligerito (si buscáis
parrillada o carnaca, definitivamente, éste no es el sitio…)

saporem1

El local es precioso, el trato muy amable y el ambiente cálido. Te sientes a gusto nada más entrar, sobretodo si vas entre semana que hay menos gente y tendrán tiempo de atenderte con mimo y recomendarte platos ricos ricos.

saporem2Bombillitas tenues, sillas de colores, una cocina vista, papel de
periódico en las paredes y una terraza espectacular con árboles y lucecitas donde puedes escuchar  jazz en directo desde el saporem3jueves hasta el domingo hacen el
resto. Perfecto para sorprender una noche con algo diferente y/o tomarte una
copa con música después de cenar

Lo mejor: el ceviche, el steak tartar y la tarta de zanahoria (somos muy fans de las tartas de zanahoria, pero es que ésta estaba espectacular)

Precio: ni caro ni barato… normalito… 2 personas cenan por unos 50 euros, sin copa ni grandes excesos

C/ Ventura de la Vega 5, metro Sevilla
91-420 44 74

https://www.facebook.com/pages/Saporem/

El Rastro de Madrid

Lo más castizo de Madrid

¿Sabías que el nombre del Rastro proviene del rastro de sangre que dejaban las reses tras salir del matadero que allí había?

Pues si, el mercadillo más castizo de Madrid es conocido con este nombre desde finales del Siglo XV, y era originariamente un mercado de ropa vieja y usada antes de ser tomado por mataderos y tenerías para trabajar las pieles, de donde viene el nombre, por ejemplo, de la plaza de los Curtidores.

En el sigo XVII el Rastro se llena de vendedores de correajes, fábricas de zapatos, ropa y velas, y en el siglo XVIII llegan otros productos comestibles, trastos e incluso objetos robados, que fueron acompañados por anticuarios, almonedas y vendedores de joyas usadas en el Sigo XIX.

rastro2El rastro ha ido perdiendo parte de su encanto con la entrada del Sigo XXI, aunque todavía quedan muchas callejuelas donde hallar pequeños tesoros y piezas únicas.

rastro3Hoy, es el punto de encuentro de madrileños y foráneos, jóvenes y viejos, gente que busca antigüedades, artículos militares, ropa de segunda mano y piezas olvidadas. Y pendientes, camisetas y CDs.

Lo mejor, para nosotros, rodea la Plaza del Cascorro, donde podéis curiosear entre sus tiendas de antigüedades, libros olvidados y trastos de mil usos.

Merece la pena acercarse, perderse por entre la multitud, y encontrarse con amigos, unas cañas y unos caracoles. Y es que en el Rastro, lo más castizo de Madrid se renueva cada domingo.

C/ Ribera de Curtidores, Madrid