Cómo transferir una etiqueta a un tarro de cristal

Esta semana os traemos un DIY resultón y mucho más sencillo de lo que parece donde veremos cómo transferir una etiqueta a un tarro de cristal.

Este DIY lo podéis utilizar para identificar lo que hay dentro de los botes de la cocina (y así no volver a echar sal al café o azúcar a las lentejas), decorar tarros de cristal para el salón o el despacho, hacer un jarrón con una foto antigua y regalarlo a alguien especial o lo que más os apetezca. Lo cierto es que es una idea estupenda que ayudará a tenerlo todo bien ordenado, dará gusto abrir la despensa y verlo todo donde tiene que estar. Además, puedes echarle un poco de imaginación y crear mensajes divertidos. El proceso es muy sencillo, y el resultado, ya lo veréis, muy agradecido.

Qué necesitamos

Los materiales que necesitamos para transferir una etiqueta a un tarro de cristal son los siguientes:

  1. Imágenes a transferir (etiquetas):

Azúcar moreno, arroz… tendrás que diseñar tus etiquetas para poder transferirlas, así que si sabes utilizar Photoshop saca tu aire creativo y elige una tipografía bonita y sencilla. Y si no tienes tiempo, te proponemos dos plantillas muy chulas:

  • Plantilla tradicional, rústica, muy bonita y sencilla de la mano de BohoDecoChic. Sólo podrás poner el nombre de los alimentos, sin descripciones (no caben) pero le dará un aire más rústico. Entra aquí para verlas y descargarlas.
  • Plantilla original, letras grandes y con aire industrial que son exactamente iguales a las de las fotos que adjuntamos en este tutorial. Los amigos de elpelagambas las han colgado en su web para que las descargues directamente. Entra aquí para verlas y descargarlas. También puedes descargarlas de la web de la que hemos sacado esta idea, The Painted Dhive

DIY transferir etiquetas tarro de cristal

Por cierto, nosotros siempre recomendamos añadir comentarios o descripciones graciosas que te saquen una sonrisilla cada vez que las veas. Porque siempre mola más leer “Arroz del bueno para superar la paella de mi suegra” que leer, simplemente, Arroz blanco.

2. Impresora

Valen tanto las impresoras de tinta como las impresoras láser, lo único que tendrás que tener en cuenta es que las etiquetas autoadhesivas que compres sean compatibles con tu impresora.

3. Etiquetas autoadhesivas transparentes

Puedes comprarlas en Amazón (aquí). Importante que sean transparentes para que después sólo se vean las letras de tu etiqueta.

4. Botes de cristal

Nosotras sentimos predilección por los típicos botes con goma naranja, los de toda la vida, pero hay múltiples variantes y precios. Los tienes baratos en IKEA y algunos muy chulos en Delipapel

5. Tijeras

6. Un trapo suave para pegar bien las etiquetas

7. Agua templada

8. Microhondas o secador de pelo para acelerar el proceso de secado

Pasos para transferir una etiqueta a un tarro de cristal

El proceso para transferir una etiqueta a un tarro de cristal de cocina es el siguiente:

transferir etiquetas a tarros cristal

DIY transferir etiquetas tarro cristal

Para ver las explicaciones de cada paso, os recomendamos que vayáis a la fuente, este maravilloso blog que hemos encontrado y de los que nos declaramos fans incondicionales: The Painted Dhive. Además tienen cosas monísimas que podéis comprar directamente.

Y éste es el resultado:

DIY transferir etiquetas tarro cristal

Esperamos que os haya gustado!

Something old, tienda de bodas

Nada apetece más cuando estás preparando una boda que empezar a mirar todos los detalles, el vestido, las invitaciones, los regalitos… y por eso os queremos presentar una tienda que tiene todo eso, pero con un marcado aire vintage: Something Old.

Sigue leyendo Something old, tienda de bodas

Kokedamas

Hoy hablamos de tendencias en decoración green, que eso de las plantas ya sabéis que nos encanta, y os contamos qué son las kokedamas y cómo podéis aprovecharlas para decorar cualquier estancia de vuestra casa, despacho, tienda o lo que se tercie. Por cierto, lo hacemos de la mano de las chicas de Kokedama Soul, que para eso son las expertas en el tema!

Qué son las kokedamas

decoración con kokedamas
Kokedamas hechas con varias plantas

Las kokedamas son plantas que crecen en una bola de musgo que hace de maceta, es decir, son plantas que no necesitan maceta porque la bola en la que están plantadas contiene todos los nutrientes que necesitan. Su origen es japonés, su nombre significa “bola de musgo” y en Japón hay tácticas milenarias para su cuidado y mantenimiento.

Cómo cuidar una kokedama

Parece que eso de técnica milenaria japonesa te va a tener todo el día pendiente de tu kokedama… pues no, el mantenimiento es tan sencillo como el de una planta normal, y depende de la planta con la que esté hecha. Por ejemplo, si tienes una kokedama con un helecho, la cuidarás de una forma muy parecida a como cuidarías un helecho normal, la única diferencia es que las kokedamas se riegan por inmersión (hundes la planta en un recipiente de agua que cubra la bola de musgo, mantienes unos minutos, la sacas, escurres con la mano el agua que sobra y listo).

Como todas las plantas, cuanto más las mimes, más bonitas estarán. El abono es bienvenido (en su justa medida), no son amigas de la calefacción, adoran la luz y que pulverices la bola de musgo de vez en cuando le vendrá estupendamente.

Dónde comprar una kokedama

Pues os recomendamos a las expertas, las chicas de Kokedama Soul que además de recomendaros qué planta os vendría bien (en función de la luz, el tamaño que queráis, dónde queréis colocarla, etc) os aconsejarán a las mil maravillas cómo cuidarla, cómo colgarla, trucos para mantenerla impecable y mil consejos para que luzca maravillosa. Eso, y que tienen unas kokedamas maravillosas que os recomendamos desde ya, como por ejemplo las creaciones que hicieron para celebrar Halloween, una kokedama hecha con una planta carnívora y un terrario de mucho miedo.

Ideas para decorar con kokedamas

Cuando ya tengáis vuestra kokedama os daréis cuenta de que se abren un montón de posibilidades para decorar con kokedamas. A nosotras nos encanta la idea de colgarlas, pero pueden adornar la mesa de tu despacho (que las radiaciones de los ordenadores son malísimas!), una esquina del salón de tu casa, una más pequeña para el baño, plantas colgantes para una tienda… aquí os dejamos algunos ejemplos de todo lo que podéis hacer, que esperamos que os gusten!

Restaurante El Columpio

Hay pocos sitios tan bonitos y donde se coma tan bien como El Columpio de Madrid, y debe ser por eso (y porque está lleno de gente guay) que está tan de moda, así que nos fuimos a conocerlo y, como no podía ser de otra manera, nos encantó.

restaurante El Columpio Madrid
Comedor

El concepto

El columpio es una apuesta clara por el #slowfood que está ahora tan de moda, y se presenta como un local donde te quedarías toda la tarde, un ambiente perfecto para comidas, meriendas, brunch o lo que se tercie, apalancándose en una decoración cálida, mínima y de líneas tan sencillas que parece mágica: paredes blancas de ladrillo, lámparas mínimas a diferentes alturas, elementos naturales en forma de plantas y mimbres y un menaje entre retro y rústico que consiguen conformar una atmósfera más que recomendable.

restaurante El Columpio en Madrid
Interior de El Columpio

No podía ser de otra manera, pues los chicos de El Columpio ya saben lo que hacen, que para eso son los mismos que, en su día, montaron Le Coco. De hecho, si conoces Le Coco seguro que hay cosas que te suenan, como su cubo de mantequilla enorme (y taaaaan rica), sus detalles en el menaje retro, el trato amabilísimo y, por supuesto, su decoración.

Y la comida… pues señores, la verdad, se come de maravilla. Tienen una carta justa, es decir, un poco de todo y todo riquísimo, mediterráneo, casero y apostando claramente por la cocina de mercado, elaborada y sencilla. Mucho mejor si pedís varias cosas para compartir y así probáis un poco de todo.

restaurante El Columpio en Madrid

Qué os recomendamos

Os recomendamos, como siempre, lo que nosotras probamos: bastones de berenjena con miel de flores, minihamburguesas, tartar de atún con guacamole y wok de setas y verduritas. Y de postre, como no podía ser de otra manera, una porción de tarta de zanahoria de esas que te dejan contento para el resto del día.

Precio

Prepara unos 20 – 25 euros para comer bastante, bebida incluida. Para que os hagáis una idea, os dejamos directamente la carta y ya decidís vosotros.

restaurante El Columpio en Madrid
Carta

Dónde está

Dirección: C/ Caracas 10 (Alonso Martínez), Madrid

Teléfono de reservas: 91 378 75 12

Horario: Todos los días, de 9 am a 12 pm. Jueves, viernes y sábado hasta las 2 am.

Más info aquí

10 consejos para decorar una cocina rústica

El campo, los fogones encendidos, la familia reunida, ese olor maravilloso a puchero de toda la vida… todo eso es una cocina rural, uno de los mejores sitios donde uno puede estar, rodeado de confidencias, risas y dejando que el tiempo pase lento. Por eso decorar una cocina de campo tiene que ser sinónimo de sencillez y calidez, porque todo lo demás lo pone el entorno. Y por eso aquí os dejamos 10 consejos para decorar vuestra cocina rústica

  • Juega con la madera

cocina rural de madera

La madera es el material por excelencia en una cocina rústica, así que cuantos más elementos de madera tengas, más rural será. Vigas en el techo, en la encimera, en el mobiliario, en las ventanas… aportan esa combinación de naturaleza y calidez, y combinan a la perfección con cocinas antiguas de hierro fundido y colores naturales. Las maderas más utilizadas son el pino, el roble y, en algunos casos, la caoba.

  • Recupera piezas de menaje vintage

menaje vintage en cocina rústica
Menaje en cocina rústica

El menaje es una de las cosas más importantes en una cocina, y cuando hablamos de cocinas rústicas tenemos que hablar obligatoriamente de cacerolas esmaltadas, latas antiguas, loza de toda la vida, cestas, mimbres… esa vajilla increíble que era de tu abuela… por eso, nada mejor que sacarla de los armarios y de los trasteros y recuperarlas para que luzcan por todo lo alto. No sólo será útil, sino que además será uno de los elementos decorativos más vistosos.

  • Sustituye muebles altos por armarios abiertos o baldas

baldas cocina rural de madera
Baldas de madera

Justo por lo que comentábamos en el punto anterior, para poder mostrar el menaje rústico en todo su esplendor es mejor huir de los armarios cerrados en la parte superior de la cocina y sustituirlos por baldas o armarios abiertos, a poder ser de madera. Así tendrás todos los utensilios a mano, se verán geniales en toda la cocina y ahorrarás en mobiliario.

  • Utiliza muebles de obra

mueble rústico de cocina de obra
Muebles de obra

Otra forma de utilizar elementos naturales o rústicos en nuestra cocina de campo es sustituir los muebles de cocina de toda la vida por una cocina de obra, utilizando preferiblemente ladrillos antiguos que le den ese toque rústico tan característico.También es aconsejable que la campana del extractor sea de obra, utilizando a poder ser los mismos materiales que en el resto de la cocina. Con esto conseguiremos, entre otras cosas, que nos salga más barato, mostrar el menaje también en la parte inferior de la cocina y unificar los elementos para que quede uniforme, sencillo y cálido.

  • Usa telas en vez de puertas

muebles cocina rustica con telas
Muebles de obra con telas

Y seguimos ahorrando… en vez de puertas, una de las cosas más peculiares de las cocinas de campo es que podemos utilizar telas en la parte inferior de la encimera, a poder ser sencillas, de tonos naturales, colgadas simplemente por un pasador en la parte superior. El toque de cercania, familiaridad y calidez que le dan las telas es insuperable, económico, fácil de limpiar y muy práctico.

  • Paredes con piedra o colores naturales

pared cocina rustica
Pared de piedra

Si tienes la enorme suerte de que tu casa de campo tenga paredes de piedra, éstas serán un elemento fundamental e inigualable a la hora de decorar tu cocina. No se te ocurra taparlas, más bien al contrario, sácales todo el partido para que sean la parte más importante. Si no tienes tanta suerte, te recomendamos que pintes las paredes de tonos suaves, cálidos, blancos, amarillos, ocres, marrones, marfiles… colores naturales que puedan arropar a las maderas y al resto de materiales de la cocina, y a poder ser utiliza pinturas a la cal para que le de un toque más rústico.

  • Azulejos a media altura

azulejos rústicos cocina rural
Azulejos a media altura

Otra de las peculiaridades es que no hace falta alicatar las paredes hasta el techo… más bien lo contrario, define un área de unos 40 cm de alto y alicata lo justo, dejando las paredes vistas en la parte superior. Te ahorrarás un dinerillo más que importante. Si, además, pones una balda justo en el límite entre el azulejo y la pared, no tendrás  que ribetear el azulejo (más dinerillo ahorrado). Otra forma de ahorrarte dinero en los azulejos es alicatar sólo las zonas que sean necesarias, es decir, la parte de los fuegos y la del fregadero.

  • Alacenas, mesa del comedor y banco, de madera

mesas y alacenas de madera
Mesas, alacenas… todo de madera

Y como no podía ser de otra manera, todo el mobiliario auxiliar de nuestra cocina rústica será de madera… mesas, bancos, alacenas, colgadores… todo, a poder ser, de madera envejecida y materiales naturales como el mimbre, por ejemplo. Unificará y dará más calidez a la cocina, si cabe.

  • Suelos de piedra o suelos hidráulicos

suelos hidráulicos cocina rústica
Suelos hidráulicos

Los suelos son tan importantes como las paredes y el resto de mobiliario, y en una cocina rústica tienen que respirar antigüedad… En nuestros pueblos hay maravillosos ejemplos de cocinas con suelos hidráulicos fabulosos, geométricos o florales, que hay que salvaguardar como un tesoro auténtico. Y si no, utiliza piedras lo más naturales posible, huyendo de azulejos marmóreos que desentonarían con el aire natural del campo. Barros y arcillas cocidas serán tus mejores aliados.

  • Otros consejos

Incluye flores, frescas o secas, para darle ese toque maravilloso que sólo las flores consiguen dar a cualquier estancia, y si puedes, incluye también elementos de comida: cuelga ajos, cebollas o pimientos de las paredes para que se sequen, una cesta con huevos… todo elemento que te recuerde que ya no estás en la ciudad y que todo se hace de forma distinta en el pueblo, se disfruta de otra manera y huele y sabe mejor.

Dónde comprar

Lo primero que recomendamos cuando hablamos de una cocina rural es que, antes de comprar cualquier cosa, mires en el trastero, en la alacena o en cualquier rincón de tu casa, más que nada porque son esos tesoros familiares y personales los que harán que tu cocina rústica triunfe de verdad. Y si te falta algo, te recomendamos estas tiendas de decoración rústica

  • Guaimaro: tienda de decoración retro, para esas latas y utensilios originales. Echa un vistazo aquí
  • The Point: mesas de madera maravillosas y lámparas y mobiliario industrial. Echa un vistazo aquí
  • Passage Privé: menaje de loza y esmalte maravilloso. Echa un vistazo aquí
  • Federica&co: alacenas, menaje, telas, todo lo que necesites para una cocina rústica lo tienen (aunque ya no estén en Madrid). Mira aquí