The Point

Antigüedades increíbles

Da igual si eres más de detalles bohemios, te decantas por la decoración nórdica o tienes un aire más rústico… En The Point, una tienda que ya es un clásico del Rastro madrileño, es realmente difícil que no encuentres algo que te enamore.

ThePoint22

Con antigüedades de todos los tamaños, te volverás loco con sus sillones, sus candelabros, sus botellas antiguas o simplemente la forma en que combinan diferentes estilos.

Nosotros de hecho no nos podíamos separar de dos lámparas industriales que vimos allí o su mesa, madera maciza en bruto, absolutamente impresionante!
ThePoint33

La buena decoración inspira, así que aunque sólo sea para coger ideas merece la pena que te pases por allí, te aseguramos que no te defraudará!

Precio: no nos engañemos, no estamos hablando de Ikea… Comprarte una pieza antigua no es nada barato!

C/ Ribera de Curtidores 12, 28005 Madrid

https://www.facebook.com/ThePointmadrid

 

 

Saporem

El sitio de moda estas últimas semanas

Sitio agradable y bonito donde tomar algo o cenar ligerito (si buscáis
parrillada o carnaca, definitivamente, éste no es el sitio…)

saporem1

El local es precioso, el trato muy amable y el ambiente cálido. Te sientes a gusto nada más entrar, sobretodo si vas entre semana que hay menos gente y tendrán tiempo de atenderte con mimo y recomendarte platos ricos ricos.

saporem2Bombillitas tenues, sillas de colores, una cocina vista, papel de
periódico en las paredes y una terraza espectacular con árboles y lucecitas donde puedes escuchar  jazz en directo desde el saporem3jueves hasta el domingo hacen el
resto. Perfecto para sorprender una noche con algo diferente y/o tomarte una
copa con música después de cenar

Lo mejor: el ceviche, el steak tartar y la tarta de zanahoria (somos muy fans de las tartas de zanahoria, pero es que ésta estaba espectacular)

Precio: ni caro ni barato… normalito… 2 personas cenan por unos 50 euros, sin copa ni grandes excesos

C/ Ventura de la Vega 5, metro Sevilla
91-420 44 74

https://www.facebook.com/pages/Saporem/

El Rastro de Madrid

Lo más castizo de Madrid

¿Sabías que el nombre del Rastro proviene del rastro de sangre que dejaban las reses tras salir del matadero que allí había?

Pues si, el mercadillo más castizo de Madrid es conocido con este nombre desde finales del Siglo XV, y era originariamente un mercado de ropa vieja y usada antes de ser tomado por mataderos y tenerías para trabajar las pieles, de donde viene el nombre, por ejemplo, de la plaza de los Curtidores.

En el sigo XVII el Rastro se llena de vendedores de correajes, fábricas de zapatos, ropa y velas, y en el siglo XVIII llegan otros productos comestibles, trastos e incluso objetos robados, que fueron acompañados por anticuarios, almonedas y vendedores de joyas usadas en el Sigo XIX.

rastro2El rastro ha ido perdiendo parte de su encanto con la entrada del Sigo XXI, aunque todavía quedan muchas callejuelas donde hallar pequeños tesoros y piezas únicas.

rastro3Hoy, es el punto de encuentro de madrileños y foráneos, jóvenes y viejos, gente que busca antigüedades, artículos militares, ropa de segunda mano y piezas olvidadas. Y pendientes, camisetas y CDs.

Lo mejor, para nosotros, rodea la Plaza del Cascorro, donde podéis curiosear entre sus tiendas de antigüedades, libros olvidados y trastos de mil usos.

Merece la pena acercarse, perderse por entre la multitud, y encontrarse con amigos, unas cañas y unos caracoles. Y es que en el Rastro, lo más castizo de Madrid se renueva cada domingo.

C/ Ribera de Curtidores, Madrid